sábado, 15 de septiembre de 2012

Shhhhhhhhhhh

Brassaï

Cerró los ojos pesadamente, como esas viejas persianas de antiguos colmados, abandonándose entre la carcomida madera y esa dulce modorra postprandial que siempre le entra después de zamparse dos platos de cocido. Y fue en ese justo momento cuando notó como todo el peso del mundo recaía sobre sus hombros, decidiendo posponer las duras críticas que tenía preparadas para los vagos e incompetentes obreros que trabajaban en la acera de enfrente...



8 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Dos platos de cocido...
Va a reventar.

i*- La que canta con Lobos dijo...

Supongo que de todo hay en el mundo! un abrazo y esas digestiones-reflexivas son las mejores. Besooos!

alalai cánfora sandra dijo...

Todo son cargas en esta vida, liberémonos en silencio.

Yann Tiersen :)


Besos guapa!

chatnoir dijo...

Si a este no lo mataron los obuses de la guerra, dudo mucho que lo maten dos platos de cocido...:D

Besos!

chatnoir dijo...

Ya te digo! las reflexiones en plena digestión son las más productivas...jajajajaja

Besos hermosa!

chatnoir dijo...

Liberarse en el silencio o acompañados con el señor Roca...:D

Besos hermosa!

Sbm dijo...

Creo que la pesadez de este hombre hizo huir a Cenicienta...

(joder, menuda cagada de comentario)... es que nadie ha dicho nada del zapato...

:-P

chatnoir dijo...

El zapato! pieza clave en la fotografía...;)

Besos!